Clásicos atemporales: Mutter de Rammstein (2001)



Actualmente, Rammstein es una de las bandas más icónicas y reconocidas internacionalmente. Su trayectoria, no exenta de polémicas, ha sido una constante escalada hasta la posición que ocupan hoy en día. Sin lugar a dudas, uno de los momentos clave de la carrera de los alemanes ha sido la publicación de Mutter en 2001, uno de los discos más importantes del metal industrial.

Formados en 1994, sorprendían un año más tarde con Herzeleid. Este álbum supuso la popularización del Neue Deutsche Härte, corriente alemana dentro del metal industrial iniciada por Oomph! y de la que Rammstein han sido los mayores abanderados. Mutter rompería la línea continuista seguida por su segundo esfuerzo Sehnsucht, basándose en una producción impecable que le otorgaba un sonido único. 

La obra comenzaba a gestarse a finales de 1999, cuando el sexteto germano alquilaba una casa para comenzar con las labores de pre-producción. La grabación tendría lugar en el estudio Miraval, al sudeste de Francia, entre los meses de mayo y junio del 2000. Mutter vería la luz el 2 de abril de 2001 y la controversia llegaría ya desde el inicio. La portada creada por los fotógrafos Daniel y Geo Fuchs, en la que aparecía un feto muerto de 200 años conservado en alcohol, levantó a la parte más conservadora del país pidiendo su censura. Para la siguiente problemática no estaban preparados y es que el vídeo de su tema "Ich Will" acabó siendo un serio contratiempo en sus relaciones con la sociedad estadounidense. El tema trata de la importancia de ser escuchados por encima de todo, perfectamente representado en un videoclip que podemos entender como una dura crítica a la prensa, ávida de titulares e historias impactantes con el único fin de recaudar lo máximo posible. En ese vídeo vemos a los seis miembros de la banda atracando un banco y sembrando el pánico, para al final hacerlo estallar mediante una bomba adherida a su teclista Christian "Flake" Lorenz. Nada de esto tendría demasiada importancia si no fuera porque este videoclip se presentaba el 10  de septiembre de 2001, un día antes del trágico atentado a las Torres Gemelas de Nueva York.



En el aspecto estrictamente musical, Mutter incluyó algunas de las mejores piezas de la discografía de los de Berlín. Comenzaba de manera inmejorable con la orquestal "Mein Herz Brennt" y cerraba con la melancólica "Nebel". Entre ellas nos encontraríamos con otros 9 temas como el himno "Sonne", la potente "Feuer Frei", la tétrica "Spielhur" o el ritmo pegadizo de "Ich Will" y "Links 2 3 4". Rammstein daba más importancia a la voz y a las guitarras, dejando los sonidos electrónicos en segundo plano. Otro de los aspectos más notorios es que Till Lindemann mejoraba ostensiblemente su canto, ofreciendo estribillos más melódicos de lo que nos habíamos encontrado en sus dos predecesores.  

Líricamente, nos ofrecían una amplia variedad de temas. De entre todos ellos destaca la historia de "Spieluhr", en la que nos narra como un niño finge su muerte para estar solo y es enterrado con una caja de música. Al despertar y encontrarse encerrado en la tumba, el niño comienza a tocar su caja de música hasta que acuden a rescatarlo el día de difuntos. Khira Li Lindemann, hija de Richard Kruspe, presta su voz en esta canción.

Mutter supuso un punto de inflexión en la carrera de Rammstein y 20 años después de su publicación sigue siendo considerado por muchos como el mejor disco de la banda.




Rammstein:

Till Lindemann (Voces)

Richard Kruspe (Guitarra)

Paul Landers (Guitarra)

Oliver Riedel (Bajo)

Christoph "Doom" Schneider (Batería)

Christian "Flake" Lorenz (Teclado)


Alberto G. Balo

Soy Alberto, 32 años. Vivo en una pequeña ciudad gallega. Técnico superior de comercio y marketing dedicado a otros menesteres. Combino en este blog dos de mis pasiones, escribir y el metal.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente