Bandas prodigiosas: In Flames


Nos vamos a remontar a 1990, cuando en la ciudad sueca de Gotemburgo comenzó un movimiento que cambiaría el metal europeo para siempre. Aunque se suele decir que los primeros que combinaron elementos del death metal melódico fueron At the Gates, nos vamos a centrar en In Flames

El guitarrista de Ceremonial Oath, Jesper Strömblad, deseaba componer canciones más melódicas por lo que decidió fundar In Flames en 1990. Durante tres años fue preparando el terreno para finalmente abandonar Ceremonial Oath en 1993 y reclutar la primera formación de In Flames. Glenn Ljungström a la guitarra y Johan Larsson al bajo acompañarían a Jesper, que se encargaría de la guitarra, la batería y el teclado. Durante ese año compusieron y auto-produjeron su primer disco, Lunar Strain. La banda contó con la ayuda de varios músicos para la grabación, destacando la presencia de Mikael Stanne (Dark Tranquility) como vocalista.

Un año más tarde, ofrecerían el EP Subterranean. Como continuaban sin completar su formación, Henke Forss puso la voz mientras Daniel Erlandsson y Anders Jivarp (Dark Tranquility) grabarían la batería. El trío de Gotemburgo consiguió un contrato con la discográfica alemana Nuclear Blast, que por aquel entonces comenzaba a reclutar a bandas de heavy metal tras unos inicios centrados en el hardcore punk. 

Dado el crecimiento que estaban experimentando, unido al cansancio de grabar y tocar en directo con músicos de sesión, In Flames decide completar su formación. Björn Gelotte sería el elegido para sentarse a la batería y Anders Fridén abandonaba Dark Tranquility para convertirse en la voz de In Flames. Una vez cerrado el equipo, los suecos publicarían The Jester Race en 1995. Su segundo álbum fue aclamado por la crítica y muchos lo siguen colocando como el mejor disco de In Flames, considerándolo como uno de los más representativos del llamado "estilo de Gotemburgo"



Tras el rotundo éxito cosechado con The Jester Race, sacarían a la venta Whoracle en 1997, que acabó suponiendo un pequeño terremoto en la banda. Se trataba de un disco conceptual sobre el pasado, presente y futuro del planeta. Anders compuso las letras en sueco y pidió ayuda a Niklas Sundin (Dark Tranquility) para traducirlas al inglés, puesto que no dominaba el idioma. Los problemas llegaron al terminar la grabación, con Johan Larsson y Glenn Ljungström abandonando el grupo siendo sustituidos por el guitarrista Niclas Engelin y el bajista Peter Iwers. Sin embargo, la estancia de Niclas en In Flames fue realmente corta después de renunciar a su puesto en 1998. Gelotte cambió su puesto en la banda, ocupándose de la plaza vacante de guitarrista y dejando su lugar en la batería en manos de Daniel Svensson, que llegaba desde Sacrilege GBG.

Con los nuevos miembros saldría a la venta Colony en 1999, un álbum que les llevaría por primera vez a Estados Unidos. Tan solo un año más tarde vería la luz Clayman, que marcaría un antes y un después en la carrera del quinteto de Gotemburgo. Anders comienza a experimentar con letras oscuras hablando de depresión y problemas personales. Temas como "Only for the Weak" o "Pinball Map" se acabaron convirtiendo en clásicos de la banda. Clayman fue referente para muchos grupos de death metal melódico y metalcore que comenzaban a aflorar tanto por Europa como por Estados Unidos.

Clayman hacía vislumbrar un cambio que se confirmó en 2002 con el trabajo más revolucionario hasta la fecha, Reroute to Remain, que incluía voces limpias y pegadizos estribillos. Desde The Jester Race habían estado trabajando con Fredrik Nordström como co-productor, pero en esta ocasión sería producido por Daniel Bergstrand. Reroute to Remain ayudaría a In Flames a expandir su base de seguidores, aunque sería duramente criticado por una parte de sus fans más antiguos. Esta publicación supondría un cambio en sus composiciones, ya que a partir de aquí decidirían crear música orientada a tocar los temas en vivo.

Por aquel entonces existía la creencia popular de que existía una fuerte rivalidad con sus compatriotas de Soilwork, sin embargo la realidad era todo lo contrario. Fruto de su buena relación tuvieron la idea de colaborar en dos videoclips: mientras que en "Trigger" veíamos como los miembros de Soilwork increpaban a In Flames durante su actuación, en el videoclip de "Rejection Role" de los de Helsingborg los papeles se invertían.

In Flames comenzaría a tener fuerte presencia en las listas de ventas y su popularidad subía como la espuma. Esta tendencia se vio reforzada con la publicación de Soundtrack to Your Escape en 2004, siguiendo la línea marcada por su anterior esfuerzo. Como principal novedad aparecía un mayor uso del sintetizador en detrimento de las melodías de guitarra.

En 2006 Come Clarity alcanzaría el número 1 en Suecia y Finlandia, gracias a un sonido que aunaba su vertiente más moderna con toques clásicos dando vida a un extraordinario disco del cual se sigue hablando como su mejor publicación desde Clayman. "Take this Life" o la poderosa balada "Come Clarity" pasaron a ser habituales en sus shows durante los años venideros. 



Dos años más tarde vería la luz A Sense of Purpose, recibiendo opiniones variopintas. Si algunos críticos alababan las innovaciones presentes en este álbum, otros se cebaban con ellos asegurando que se les habían acabado las ideas y habían vuelto a defraudar a sus fans más longevos. En febrero de 2019 se anunciaba que Jesper Strömblad no formaría parte de la gira por Australia, Sudamérica y Japón debido a sus problemas de alcoholismo siendo reemplazado por el antiguo miembro Niclas Engelin. Luego de un año de dudas acerca de la situación de Strömblad, In Flames anunciaban el 12 de febrero de 2010 la marcha del único miembro fundador que se mantenía en plantilla. Aunque en un primer momento parecía una separación amistosa para que Jesper pudiera combatir sus demonios, Fridén dejaría entrever años más tarde que su relación con su ex-compañero no estaría atravesando un buen momento. Engelin sería confirmado más tarde como nuevo guitarrista comenzando de esta forma su segunda etapa en la banda.

El vínculo que habían tenido con la discográfica Nuclear Blast durante tantos años llegaba a su fin, haciendo oficial su incorporación a la firma alemana Century Media. Con ellos llegaría en 2011 su décimo disco de estudio, Sounds of a Playground Fading. Las voces sufrían un importante cambio, ampliando los registros al mismo tiempo que disminuían los guturales y Björn Gelotte sería el encargado de componer y grabar todas las guitarras, debido a que Engelin todavía no había sido confirmado como guitarrista oficial. A pesar de la buena recepción por parte de los medios especializados, una parte importante de sus seguidores optó por abandonar definitivamente el barco de los suecos. 

En el año 2014 volvían a cambiar de firma, pasando a engrosar la nómina de artistas de Epic Records y publicaban Siren Charms. Con él continuaban alejándose cada vez más del estilo que habían ayudado a crear, abrazando cada vez más fuerte el metal alternativo. No obstante, Siren Charms alcanzó el número uno en las listas de Finlandia, Suecia y en la de discos de hard rock de Estados Unidos. En 2015 y en plena gira, In Flames se llevaba otro varapalo tras el anuncio del batería Daniel Svensson de que esa sería su última gira. Daniel pondría fin a una larga trayectoria en el grupo para centrarse en su familia y su nuevo negocio, una destilería de cerveza. 

A finales de 2016 sacarían a la venta un nuevo trabajo, Battles, en el regreso de In Flames a la compañía Nuclear Blast. El estadounidense Joe Rickard sería el elegido para ocupar el lugar de Svensson. Al comenzar la gira de promoción, Peter Iwers continuaba el éxodo de miembros al hacer oficial su marcha una vez concluido el tour. Hakan Skoger, ex-compañero de Anders en Passenger, tocaría el bajo en la gira por el Reino Unido y el americano Bryce Paul lo haría en Estados Unidos. Paul era confirmado como nuevo miembro y Paul Rickard era sustituido por el estadounidense Tanner Wayne



Tras el aluvión de cambios en la formación, sale a la venta I, the Mask en 2019. Se trata de, posiblemente, el mejor álbum de In Flames en años combinando su estilo más actual con destellos de lo que les hizo grandes. Niclas Engelin decide pasar un tiempo fuera, ocupando su  puesto el ex-miembro de Megadeth Chris Broderick. 

Con la llegada de la pandemia por coronavirus y la paralización de la actividad musical, deciden remasterizar su disco Clayman con motivo de su 20º aniversario. El álbum incluiría nuevas versiones de los temas "Only for the Weak", "Pinball Map", "Clayman" y "Bullet Ride". 

In Flames ha sido a lo largo de las tres últimas décadas una referencia para muchos grupos emergentes, siendo uno de los pioneros del death metal melódico. Han sido una banda en constante evolución, como así demuestran cada uno de sus 13 discos y han dejado clara su versatilidad para crear música fuera de su zona de confort. Su larga carrera les coloca, sin duda, en los puestos de privilegio de la historia del metal.


                          

Alberto G. Balo

Soy Alberto, 32 años. Vivo en una pequeña ciudad gallega. Técnico superior de comercio y marketing dedicado a otros menesteres. Combino en este blog dos de mis pasiones, escribir y el metal.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente