Canciones con historia: Loss de Devil Sold His Soul




La banda británica Devil Sold His Soul acumula 18 años de carrera a sus espaldas. A pesar de no haber llegado todavía a una posición destacada dentro del género, su último trabajo Loss fue uno de los lanzamientos más loables del pasado año 2021 y el mejor álbum de su carrera. Ese disco cerraba con la pieza que le daba nombre, "Loss", un impresionante final que resumía perfectamente la temática sobre la que giraba el compacto y de la que hablaremos en este artículo.

"Loss" es una extraordinaria representación sensorial de una pérdida personal. Durante la canción podremos sentir como avanza la desesperación y la tristeza de una persona que acaba de perder a un ser querido. El vocalista Paul Green exhibe una habilidad magistral a la hora de plasmar en un papel las emociones que recorren su cabeza, dejándonos una letra que pone la primera piedra para una composición inolvidable. Toda obra tiene su inicio y en este caso se gestó entre Paul y Richard Chapple. En cuanto tuvo la idea para el estribillo vocal del tema, Paul enviaba la grabación a Richard y éste creaba en piano una preciosa melodía que a posteriori terminaría por ser la base de la canción que podríamos disfrutar en el disco. La parte instrumental evoluciona de forma sobresaliente a lo largo del tema consiguiendo, acompañada de las voces de Green y Ed Gibbs, una atmósfera perfecta con la que logran empatizar con cada una de las personas que la escuchen. 

"Loss" comienza con una suave melodía de piano a la que se incorpora la voz dulce y taciturna de Paul, evocando una tristeza devastadora mientras recuerda todo lo vivido con la persona desaparecida. A continuación es el turno de Ed Gibbs, quien repite con pequeñas variaciones lo dicho por su compañero mientras el melancólico piano no cesa. Tras avanzar cuatro minutos de canción se produce un cambio de ritmo y tras una corta estrofa representada por Gibbs, se produce un silencio que precede a una explosión instrumental que marca una nueva dirección en la canción. Las voces vuelven a hacer acto de presencia para afrontar la parte final que colocará la guinda a este delicioso pastel y es que cuando parecía que la obra iba a ir muriendo lentamente, la batería empieza a aumentar la cadencia mientras el teclado emite una aguda armonía al mismo tiempo que un llanto desgarrador emerge: "Es todo lo que me queda". Después de este bombazo auditivo todo se apaga de forma abrupta suponiendo el fin de la historia.

Los londinenses han creado un tema que madura ese sentimiento presente tras la tragedia que pasa por la profunda tristeza inicial, por el desconcierto sobre el futuro y finaliza con la desesperación y el llanto que nos pondrá el bello de punta. Con esta canción y este álbum Devil Sold His Soul pretendían liberar todo el dolor que guardaban en su interior, tratando además de ayudar a personas que se encontrasen en situaciones similares. Paul Green afirmaba: "La gente está atravesando problemas en sus vidas sobre los que estamos escribiendo. No sé si es que estamos envejeciendo, pero nos hemos vuelto más emocionales en relación a algunas cosas. A medida que avanzas en la vida y pierdes gente sientes que una parte de tu alma desaparece, pero conectas con las emociones de esos momentos más fuerte que antes."

Aunque a lo largo de la historia del heavy metal se han escrito infinidad de canciones sobre la muerte y la forma de afrontarla, el modo de tratarlo por parte de Devil Sold His Soul me ha fascinado. "Loss" es una pieza única capaz de expresar su idea a todo el mundo independientemente del idioma utilizado. La música debe transmitir algo a parte de su calidad y éste es un claro ejemplo.






"Pérdida"



La tristeza siempre viene en oleadas.

Aprenderé a vivir con esto algún día.

A pesar de que verdaderamente nunca se vaya, la vida crecerá alrededor de nuestro duelo.



Porque estás en cada recuerdo que poseo, pero daría todo lo que tengo por crear uno nuevo contigo.

Estás en cada recuerdo que poseo y espero que nos volvamos a encontrar, espero que nos volvamos a encontrar.



La tristeza siempre viene en oleadas.

Aprenderé a vivir con esto algún día.

A pesar de que verdaderamente nunca se vaya, la vida crecerá alrededor de nuestro duelo.



Porque estás en cada recuerdo que poseo y daría todo lo que tengo por crear uno nuevo contigo.

Porque estás en cada recuerdo que tengo y sé que estaremos bien, sé que volveremos a sentir.



Y cuando esto me arrastre de rodillas, te encontraré para un nuevo comienzo.

Y cuando esto me arrastre de rodillas... Entonces la aspereza nunca será aliviada. Mi visión se corroe.



La tristeza siempre viene en oleadas.

Aprenderé a vivir con esto algún día.

A pesar de que verdaderamente nunca se vaya...

La tristeza nunca será aliviada. El dolor nunca tendrá fin...



¡Es todo lo que me queda!

¡Es todo lo que me queda!

¡Es todo lo que me queda!

¡Es todo lo que me queda!


Canción: Loss

Disco: Loss

Año: 2021

Alberto G. Balo

Soy Alberto, 32 años. Vivo en una pequeña ciudad gallega. Técnico superior de comercio y marketing dedicado a otros menesteres. Combino en este blog dos de mis pasiones, escribir y el metal.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente